FECHAR
FECHAR
Voltar

Confianza en la frontera agrícola

Acompañando los buenos resultados obtenidos en los últimos años, el mercado nacional de cosechadoras puede dar un salto este año, amparado en el ánimo renovado del productor

En Brasil, el mercado de cosechadoras sigue la tendencia general del sector de máquinas agrícolas. En términos de resultados, el escenario previsto por los expertos para 2018 es de reanudación y fortalecimiento, con la expectativa de aproximarse a los niveles medios de ventas anteriormente obtenidos en el país. "Realmente, el sector está más confiado", da el tono Maurício de Menezes, gerente de marketing táctico de John Deere Brasil. "En los últimos años hemos obtenido buenas cosechas, lo que hace necesaria la renovación y el aumento de la flota agrícola nacional. Esto, obviamente, es motivo de optimismo, en especial porque es sabido que, desde hace algunos años, Brasil viene expandiendo sus fronteras agrícolas.

Con esa expansión, destacada por Menezes, "el productor, además de tener el movimiento normal de renovación de vehículos agrícolas, también necesitará ampliar su flota, más específicamente en lo que se refiere a las cosechadoras".   Según él, el mercado nacional de este tipo de equipo absorbe hoy algo alrededor de 6 mil máquinas al año, incluyendo todas las marcas.

La proyección, por lo tanto, es ampliamente favorable para los próximos años, con expansión del área cultivable y pronósticos positivos de clima y mercado, "lo que garantiza los fundamentos básicos del agronegocio y evidencia la confianza del productor", dice el experto.

DEMANDA

Por otro lado, de acuerdo con el gerente de John Deere, el sector industrial tiene capacidad instalada para atender a este posible crecimiento de demanda. "Prueba de ello es que, en años pasados, en función tanto de condiciones de fundamentos comerciales y de apoyo del gobierno, la industria dio cuenta de abastecer el mercado, cuando la demanda fue hasta mucho mayor de lo que se espera ahora", evalúa el ejecutivo , citando como ejemplo lo que ocurrió alrededor de 2012/2013, cuando el mercado brasileño llegó a responder solo por la venta anual de cerca de 8 mil cosechadoras.

Un poco más conservador en relación a los números para el año, pero aún optimista, el gerente de marketing de productos de Massey Ferguson, Fabrício Müller, estima que la comercialización de cosechadoras para la cosecha 2017/2018 debe posicionarse entre 4,5 y 5 mil máquinas. De acuerdo con él, las oportunidades de crecimiento del sector deben concentrarse en la región Centro-Oeste del país, especialmente en Mato Grosso, vinculadas a los cultivos de soja y maíz, en la cosecha de verano local.

Produção editorial: Revista M&T – Desenvolvido e atualizado por Diagrama Marketing Editoral